La historia clínica un instrumento imprescindible en la defensa del médico

En la defensa del médico, de su equipo y de la Institución donde se trate al paciente, la Historia Clínica es un documento e instrumento imprescindible y de especial relevancia en diversos aspectos.

Un juicio en la justicia civil puede involucrar el patrimonio personal logrado después de toda una vida de trabajo profesional. En la defensa del médico, de su equipo y de la Institución donde se trate al paciente, la Historia Clínica es un documento e instrumento imprescindible y de especial relevancia en diversos aspectos.

Por una parte es un instrumento que avala toda la historia de las enfermedades que a lo largo de su vida ha padecido una persona, su evolución, antecedentes quirúrgicos, antecedentes familiares, tratamientos a que ha sido sometido, antecedentes traumáticos etc.

En el caso de enfermedades profesionales o laborales, la repercusión de estos elementos de riesgos sobre su salud; y, al mismo tiempo posee información de singular interés respecto de su padecimiento actual, posible origen, evolución, tratamiento y pronóstico de su patología actual.

De lo precedente surge de manera indubitable, la necesidad y aplicación que debe regir en su realización; de la manera lo más completa posible, clara, no sólo por parte del médico que la formula sino también del personal que de alguna manera interviene en el cumplimiento de lo ordenado por el médico.

Desde el punto de vista legal, la Historia Clínica adquiere especial relevancia por cuanto representa un documento que integra la relación contractual entre el médico y su paciente. Para el caso de una demanda por Mala Praxis es la prueba más importante sobre la cual el Juez indagará para establecer la conducta dirigida por el médico con respecto a un determinado enfermo.

Menú de cierre